De Tokyo a Singapur

El viernes pasado decidí ir a una conferencia que pintaba interesante: What to Do About the End of Moore’s Law (Probably)?. Cuando llegó el conferenciante… ¡Qué sorpresa!, venía de la Nanyang University en Singapur. Cómo me acordé de tí Isra, que en ese momento debías estar buscando desesperadamente las famosas torres en Hannoi. 

What to Do About the End of Moore\'s Law (Probably)?

La conferencia en promedio fue algo aburrida, pero tuvo ideas interesantes, como dejar de tratar la información de forma precisa y determinística y pasar a tratarla estadísticamente tal como hace la teoría cinética de los gases en física, pero sabiendo qué partes de la información son más importantes porque tienen más entropía (es decir, más variedad de detalles, como una foto de grupo respecto a la de un campo de fútbol) o simplemente son más relevantes (la cifra de los miles de la cuenta bancaria frente a la de los céntimos).

En el plano circuital sería pasar de los transistores a matrices moleculares o redes neuronales, y en el plano lógico habría que definir una aritmética probabilística y una Lógica Booleana probabilística. Se me antoja muy soñador, e incluso me parece más factible los computadores cuánticos que están tratando de hacer, uno de ellos en mi propio laboratorio aquí en la Universidad de Keio.

Dos pasajeros por asiento

Este post no va de Japón. Aunque la mayoría de lo que escriba sea deJapón, de vez en cuando iré escribiendo otras cosas que me parezcan interesantes. 

Seguro que muchos de vosotros habéis volado en alguna aerolínea lowcost Europea. Tratad de recordar el interior de un avión de Ryanair, Vueling o EasyJet. Se va un pelín más apretado de lo normal, pero la diferencia de precio es abismal, así que suele merecer la pena. Ahora imagináos que metemos al doble de personas en ese mimo avión. No me extraña que ocurran accidentes como este de hoy en Australia:

Un vuelo de Qantas, un Airbus A320 con 370 personas abordo, aterrizó de emergencia a las 13:30 hora local (05:30Z) en el aeropuerto de Exmouth, al norte de Australia, tras sufrir una avería y encontrar turbulencias en ruta.

El aterrizaje fue demasiado brusco y al menos 50 personas han resultado heridas. La mayoría han sido desplazados al hospital de Exmouth.

 Leído en NoTAM (acrónimo de Notice To Airmen

Para que os hagáis una idea, la capacidad máxima del A320 es de 179 pasajeros, y en Australia estaban metiendo más del doble. Lo que ocurre es que el error se debió principalmente a un fallo de origen que fue propagándose.

[...]

En un principio, la policía describió la nave como un airbus A320 con 370 pasajeros a bordo, pero más tarde Qantas aclaró que el vuelo QF72 era un A330-300 con 303 pasajeros y 10 tripulantes.

[...]

Fragmento de swissinfo

Comprendo que los periodistas pueden equivocarse porque no es factible comprobar todos los datos. Pero lo que me extraña es que un blog que se dedica a recopilar noticias aeronaúticas (en NoTam citan como fuente una noticia de El País, en el cual ya han corregido el error) no se sorprenda con un error que salta a la vista de los que mas o menos sabemos un poco de aviones. 

Esto nos demuestra que por muy fiable que sea la fuente siempre puede haber algo que no esté correcto. No se puede comprobar todo, y no existe nadie que sea experto en muchos campos, pero si hay algo que nos cruje, pues mejor asegurarse y curarse en salud. 

Actualización (8 horas después de escribir el post): Ya han corregido el error en NoTAM. ¡Gracias!.