El bolígrafo perfecto

Ayer descubrí una de las cosas que más me ha impresionado hasta el momento en Japón. Quizá para algunos sea una tontería, pero para mi no, así que os voy a contar la historia desde el principio, que comienza hace mucho tiempo.

Todo empezó hace diez años, (tranquilos, seré breve) cuando el Ratoncito Pérez me trajo con una caída de una de las últimas muelas de leche un bolígrafo diferente a los Bic tradicionales que había estado usando hasta ese momento. Era un Pilot G-Tec C4 negro. Me gustó mucho porque te permitía escribir sin necesidad de apretar, y además no traspasaba el papel como los tradicionales Pilot de toda la vida. El grosor del trazo en principio no me importaba, sólo empecé a valorarlo más adelante cuando las páginas de apuntes comenzaron a llenarse de gráficos en los que tienes que escribir entre medias de todo.

Pilot G-Tec-C4 - Cap Off, with Sample

Attribution-NonCommercial-ShareAlike License by pigpogm

Pilot G-Tec-C4 - Cap On

Attribution-NonCommercial-ShareAlike License by pigpogm

Aquel fue el primero. Y desde entonces los sigo usando. Principalmente de tres colores: Negro, azul y verde. El azul como principal color, el negro para resaltar y el verde para cosas secundarias. Tienen ciertos problemas, como que no tienen goma para agarrarlos (lo cual prefiero), tienen una tapa que a veces me dejo a saber dónde, y lo peor de todo, ponte a temblar si se cae al suelo, porque hay un 50% de posibilidades (dato proveniente de la experiencia) de que la punta quede chafada. A veces se puede arreglar con unos alicates y mucho cuidado, pero nunca vuelve a ser el mismo bolígrafo. Yo solía guardar los bolígrafos gastados para tener puntas de repuesto, porque es muy sencillo cambiárselo, basta no haberse cortado las uñas el día anterior y tener buena vista.

Desde hace 10 años he sido un incondicional de ellos, pese a que nunca me fue fácil encontrarlos (los arquitectos se llevan todo el suministro). No son baratos, y por tanto impopulares en cierta medida. Lo que acabé haciendo era aprovisionarme de ellos a principio de curso, y así además conseguía una rebaja de casi un 20% en tiendas como Carlín. En Japón no quería que me pasase lo mismo, temía no encontrarlos, así que hice lo mismo, compré bolígrafos como para parar un tren bala, y los metí en la maleta de mano junto con los cargadores, disco duro y otras cosas importantes.

El primer fail me esperaba en el mismo aeropuerto de barajas. Al que le miraba el monitor de los rayos X se le debieron quedar los ojos a cuadros cuando vio un matojo de cosas alargadas con punta metálica y un fluido extraño en su interior rodeado de cables. Supongo que esta gente habrá visto de todo, pero nunca pararemos de sorprenderlos. Se tranquilizó cuando vio lo que era y le expliqué que no era un simple contrabando, sino que me iba a estudiar lejos y los necesitaba.

El segundo fail fue tres o cuatro días más tarde, cuando me enteré de que Pilot es una compañia japonesa (株式会社パイロットコーポレーション, literalmente Asociación de Compañías para Compartir Expresiones “Pilot Corporation”), y por tanto, no sólo estaban por todas partes, sino que la variedad es mucho mayor, tanto en colores, como grosores (¡desde 0.25 mm!), formas y tamaños. El tercer fail fue que cuestan la mitad que en España.

Bolígrafos Bolígrafos Bolígrafos

Desde entonces he ido tirando de los que me he traído, hasta que ayer dándome una vuelta en busca de algo que picar por la tienda de la universidad (que también venden comida) del campus de Hiyoshi descubrí algo que me maravilló:

Hazte tu propio bolígrafo

Abajo, fundas de bolígrafo de 2, 3 ó 4 compartimentos. Arriba, recargas de pilot de distintos tamaños y colores, y algún otro accesorio como portaminas o puntero de PDA. Aclaro que en Japón los bolígrafos múltiples se usan mucho, ya que son cómodos y no tienen partes que se pierdan. Además son baratos y de buena calidad, y para nada gordos e incómodos. Nunca antes había visto un bolígrafo múltiple que me convenciera, hasta ayer. No dudé en comprar los tres colores que uso y portaminas para ensamblarme mi bolígrafo perfecto.

Mi bolígrafo

Lo mejor es el precio. Las recargas de bolígrafos son a 80¥. El módulo de portaminas a 160¥ y la carcasa otros 160¥. En total poco más de 4€ por mi bolígrafo perfecto. Hoy lo he estado utilizando, y va genial. Cuando me vaya de Japón, me iré con un cargamento de recargas :).

Y para acabar, otro invento Japonés. Yo rara vez he empleado un marcador, siempre he sido partidario de subrayar con lápiz, pero seguro que quienes lo usáis sabréis valorar la utilidad de un marcador con ventana para saber dónde parar. Por supuesto, disponible en multitud de colores.

Marcador con ventana

16 comentarios ↓

#1 Onir comentó el 12 de julio de 2009 a las 01:02

Me quedo con el marcador con ventana!!! Me encanta el espíritu japonés de solucionar los problemas cotidianos con inventos que en otra parte del mundo seguro que no serían capaces de desarrollar

#2 Gandhi comentó el 13 de julio de 2009 a las 01:38

Y yo que pensaba que era el único neurótico que si no escribía con su pluma Waterman con tinta Waterman Florida Blue y el borraplumas no está cómodo…
Vivan las papelerías!! Vivan los bolígrafos y plumas que nos hacen la vida más fácil!!

#3 Israel comentó el 13 de julio de 2009 a las 21:02

Yo ya había visto el marcador con ventana, pero jamás me había imaginado que sería para saber por dónde ibas (siempre subrayo a toda máquina… como un descerebrado!!)
Jejeje :)
Un abrazo campeón!!

#4 luis comentó el 13 de julio de 2009 a las 22:44

Gandhi, todos tenemos nuestros vicios. Yo en una papelería japonesa me puedo tirar horas viendo lo que hay, aunque sinceramente, luego no diera uso a casi nada. Quizá por eso casi siempre salgo sin haber comprado nada.

Isra, ¿dónde lo has visto?, aunque si estás acostumbrado a subrayar experiencia no te faltará, y sabrás parar siempre en el momento preciso para no pasarte y liarla :P.

#5 Amanda comentó el 14 de agosto de 2009 a las 22:35

dios!! lo del subrayador con ventana es todo un acierto!!! yo veo eso y me compro la estantería entera!!!

espero que te vaya muy bien
un beso!

#6 luis comentó el 16 de agosto de 2009 a las 01:40

Amanda, estoy estupendamente :), y coincido en que las ventanas son necesarias, sobre todo en ese laboratorio subterráneo en el que a veces me toca trabajar (ouch!)

#7 Albert comentó el 18 de septiembre de 2009 a las 07:35

diooooooooooooooos eso estaba buscando jajajaja
estaba buscando bolis japoneses para ver si iban mejor que aqui y me encuentro esto y esque me acabas de dejar asi O.O
he mirado si puedo comprar online y se puede!
Muchas gracias por haber hecho el articulo, estoy encantado:P
y lo del subrayador me ha gustado la idea:P

#8 luis comentó el 24 de septiembre de 2009 a las 11:16

Albert, pásame el link de dónde se pueden comprar esos bolígrafos, me será útil para cuando me vaya a vivir fuera de Japón (no se justifica un viaje sólo para los bolígrafos).

#9 Maria comentó el 14 de noviembre de 2011 a las 21:46

Bueno, he encontrado esto de casualidad y me ha hecho gracia, me ha resultado simpática la historia.
Me puedo imaginar tu cara, parecida a la mía en una tienda en Londres con una historia no igual pero si llena de recuerdos de la niñez.
Fue como entrar en el paraiso de las chorraditas made in japan que mi madre me compraba cuando era pequeña y allí tenían el almacén de los almacenes.
Imagino que si alguna vez voy a Japón alucinare con esa serie de detalles porque para ellos estas cosas son como xa nosotros un chicle.
Disfruta de tus bolígrafos ;)

#10 Luis comentó el 18 de noviembre de 2011 a las 10:42

María, me traje dos bolígrafos de esos de Japón, y se me perdió uno :(. Pero bueno, se trata de disfrutar de estas cosas mientras duran sin depender excesivamente de ellas.

Si vas a Japón, pásate por una papelería, o una tienda de todo a 100¥, o un supermercado, o… cualquier lugar te sorprenderá.

#11 Kitty comentó el 3 de diciembre de 2011 a las 05:17

jajajajaja muy divertido tu relato, nunca imagine que encontraria algo asi por ahi en internet, vi tu post porque estaba buscando como reparar un boligrafo que compre en el museo de MIT cuando estuve alli y pues resulta que de un dia para otro se le derramo gran parte de la tinta a mi boligrafo de materiales reciclados (el case es de una especie de pedazos de mother board) :(

Pero bueno la cosa que te iba a comentar no es esa,sino que yo tambien soy una demente de los boligrafos, los amo, me encanta coleccionarlos y nunca habia escuchado de los que mencionas aqui. Buscare a ver si en mi pais (Panama) los venden.

Bueno suerte y que te siga yendo tan bien como hasta ahora.

Bye!!

#12 Luis comentó el 26 de diciembre de 2011 a las 01:14

No es que yo sea un demente de los bolígrafos, ni siquiera los colecciono. Simplemente me gusta usar un tipo de bolígrafo, aunque tenga sus deficiencias (en algunos tipos de papel la tinta se corre con demasiada facilidad).

#13 Felix comentó el 26 de mayo de 2012 a las 16:13

Hola me gusta coleccionar bolis que lleven publicidad,,me puedes decir donde puedo encontrar estos bolis

#14 Luis comentó el 26 de mayo de 2012 a las 22:00

Estos bolígrafos no llevan publicidad, pero puedes conseguirlos en cualquier papelería japonesa o a través de internet buscando “Hi-Tec-C Coleto”.

#15 Javi comentó el 20 de noviembre de 2012 a las 20:27

Soy un maniático para los bolígrafos y no me gusta cualquiera Descubrí el G-TEC-C4 en Paris, que valía un pastón. Desde entonces siempre tengo al menos un par que utilizo principalmente para dibujar.
Tambien he sufrido doblando puntas al caerse…
Me alegra saber que no estoy solo con esta rara enfermedad.

#16 Felix comentó el 20 de noviembre de 2012 a las 23:50

Ami me gustan los boli raros y hay muchos que no tengo, como los cubiertos, etc…………………………

Escribe tu comentario

XHTML: Puedes usar las etiquetas <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>